DESCONFIANZA!


Y es que cuando hablamos de tener confianza en otras personas tal y como están las cosas es bastante difícil, aún se acentúa más cuando de internet se trata, la desconfianza es lo que vemos alrededor.

Cuando entra en la ecuación interés económico el ser humano tiende a hacer las cosas sin ética (no todos), quizás haya visto anuncios de crea abdominales con 5 minutos al día, la ley de poco esfuerzo y patrañas totales.

Vivimos en un entorno de desconfianza, su visita al aeropuerto genera desconfianza, se monta en el coche y eres lo más cercano a un delincuente,  las cámaras te espían, ya sean en supermercados, gasolineras, centro comerciales, usted no es de fiar (como suena).

No te pido que creas en mi, usted por naturaleza (o por una repetición impuesta por el sistema) es desconfiado, no cree que haya gente honesta para ayudarle, la desconfianza al fin y al cabo es una suma negativa para ambos, aquí solo hay perdedores, aquí pierde el que desconfía y pierde quien es objeto de esa desconfianza.